sábado, 28 de diciembre de 2013








¿Buena suerte o mala suerte?

   
 Había una vez un hombre que vivía con su hijo en una casita del campo. Se dedicaba a trabajar la tierra y tenía un caballo para la labranza y para cargar los productos de la cosecha, era su bien más preciado. Un día el caballo se escapó.  El vecino que se percató de este hecho corrió a la puerta del dueño del caballo y le dijo:
    -Tu caballo se escapó, ¿que harás ahora para trabajar el campo sin él? Se te avecina un invierno muy duro, ¡qué mala suerte has tenido!
    El hombre lo miró y le dijo:
    -¿Buena suerte o mala suerte? Sólo dios sabe.
    Pasó algún tiempo y el caballo volvió a su redil con diez caballos salvajes con los que se había unido. El vecino al observar esto, otra vez llamó al hombre y le dijo:
    -No solo recuperaste tu caballo, sino que ahora tienes diez caballos más, podrás vender y criar. ¡Qué buena suerte has tenido!
    El hombre lo miró y le dijo:
    -¿Buena suerte o mala suerte? Sólo dios sabe.
    Más adelante el hijo de este señor montaba uno de los caballos salvajes para domarlo y cayó al suelo partiéndose una pierna. Otra vez el vecino fue a decirle:
    -¡Qué mala suerte has tenido! Tu hijo se accidentó y no podrá ayudarte, tu eres ya viejo y sin su ayuda tendrás muchos problemas para realizar todos los trabajos.
    El hombre, otra vez lo miró y dijo:
    -¿Buena suerte o mala suerte? Sólo dios sabe lo sabe.
    Pasó el tiempo y en ese país estalló la guerra con el país vecino de manera que el ejército iba por los campos reclutando a los jóvenes para llevarlos al campo de batalla. Al hijo del vecino se lo llevaron por estar sano y al de nuestro hombre se le declaró no apto por estar imposibilitado. Nuevamente el vecino corrió diciendo:
    -Se llevaron a mi hijo por estar sano y al tuyo lo rechazaron por su pierna rota. ¡Qué buena suerte has tenido!
    Otra vez el hombre lo miró diciendo:
    -¿Buena suerte o mala suerte? Sólo dios lo sabe.

http://todofluye.wordpress.com/2007/06/01/buena-suerte-o-mala-suerte/


Yo me pregunto que cosa sería de la suerte si no estuviésemos nosotros las personas entre lo que verdaderamente somos y nuestros deseos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LIBEREN A LA JUSTICIA

LIBEREN A LA JUSTICIA
¡Liberación o dependencia!

“El Sistema debe seguir funcionando”

Por favor los moto-chorros que se robaron la venda que tapaba los ojos de la justicia; tengan a bien devolverla.

Desde que la policía se enteró que la señora Temis podía mirar, ya hace varios días la tienen demorada en una comisaría, para una ronda de reconocimiento. Aún no consigue ser libre.

Algunos dicen que fue violada y asesinada; otros sostienen que la tomaron de rehén cuando retiraba sus ahorros del banco.

Un grupo de jubilados vieron en un negocio de la calle libertad, algunas de sus pertenencias: (balanza, espada, ropa interior (rota); y parte de su vestido con manchas de sangre).

Una organización de derechos humanos está preocupada averiguando, si los implicados por estos actos son menores de edad.

Hay punteros políticos que están organizando marchas para liberar a los delincuentes.

En definitiva “nadie tiene derecho a permitir que haya ladrones presos, si todos somos cuidadosos para que el sistema siga funcionando”.

De Eduardo R. Consiglio, Domingo 7agosto20
11

Lobos disfrazados de Ovejas.

Lobos disfrazados de Ovejas.
¡Muchas manos que te dan, suelen estar manchadas de sangre!

Lobos disfrazados de ovejas.

Los lobos están siempre al acecho.

En tiempos de elecciones, se disfrazan de ovejas.

En Instantes de libertad, se ocultan bajo los derechos humanos.

Son solo traidores agazapados que esperan para atacar por la espalda.

Pero cuando las palabras deben decir la verdad, solo dicen mentiras y engaños.

Tengan cuidado, los lobos son bandidos
disfrazados de pastores.
De Eduardo R. Consiglio
Copyright © 2010 All Rights Reserved.

Mi Amigo Tomas

Mi Amigo Tomas

MI MEJOR AMIGO

Este es mi perro Tomas, un labrado Retriever de 6 años.

Dicen que esta raza de perros es originaria de Terranova – Canadá y que fueron engendrados para recuperar piezas de caza (en tierra y agua).

Puedo dar fe que Tomy es un fiel representante de su raza, un ser excepcionalmente afable, gentil, inteligente, con gran energía y bondad.

Es un gran compañero, todas las veces que me he levantado de madrugada para estudiar o terminar algún trabajo, el siempre estuvo ahí encima de mis pies, haciéndome compañía y brindándome calor.

Siempre me ha sorprendido su olfato, cuando le hablo me mira y mueve su nariz como si de ello dependiera su entendimiento.

Cuando hace lío, y lo reto, entrecierra los ojos y se pone como un chino delatando que ha tenido responsabilidad en el asunto.

El negro es un tipo talentoso; desde chico ha sabido demostrar sus grandes habilidades tales como: abrir el lavarropas haciendo palanca con su hocico, romper camisas recién compradas, comer ropa interior, morder el cable de la plancha, abrir la puerta balcón, con su nariz, echarse al piso, dar la patita, mover la cola, defender su territorio ladrando a todo aquello que no conoce y pelearse con los gatos cuando lo despiertan a la madrugada.

Dicen los veterinarios que esta raza sufre sobrepeso, porque son glotones. La falta de actividad física los suele engordar. Normalmente un labrador saludable, puede tener un leve estrechamiento en la cintura, entre la caja torácica y los cuartos traseros; Aunque es importante saber que el exceso de peso es un factor de riesgo, pudiendo resultar la causa de una futura displasia de cadera, articulación, artritis y posible diabetes. El peso recomendable para un labrador adulto, debería estar entre 35 y los 45 kilogramos.

Tomasito tiene sangre futbolera, cuando juega a la pelota y la pierde se desespera por recobrarla. Es paciente, tenaz y demuestra un enorme amor hacia mis hijos.

Es recomendable estimularlo y entrenarlo para que no se aburra. Si bien no es un gran guardián, tampoco es agresivos; Aunque se lo puede escuchar ladrar para dar aviso de algo.

Mi perro es el animal más fiel que he conocido, y puedo decir que cuanto más tiempo estamos juntos, más felices somos.

Definitivamente mi perro, es mi mejor amigo, un gran tipo, con el que tengo una excelente relación.

De Eduardo R. Consiglio